Lesiones en escalada boulder: prevención y tratamiento - Journey Sports
Home Escalada Lesiones en escalada boulder: prevención y tratamiento
Lesiones en escalada boulder: prevención y tratamiento

Lesiones en escalada boulder: prevención y tratamiento

3.77K
0

Índice

Lesiones en escalada boulder

Lesiones de poleas

Lesiones en codo y hombre

Calentamiento y prevención

La escalada tipo “boulder” o escalada en bloque consiste, principalmente, en  escalar rocas o muros de poca altura con limitados elementos de seguridad. A diferencia de otras modalidades como escalada deportiva o tradicional —donde se utilizan diversos elementos como arneses, cuerdas y mosquetones— en el boulder se opta únicamente por “gatas” (zapatos de escalada) y “crashpads” (colchonetas). En este artículo platicaremos sobre cuáles son las lesiones en escalada boulder, su prevención y tratamiento.

Lesiones en escalada boulder

Lesiones en escalada boulder.
Foto: Marco Mejía  / Escalador: Ian Rios. / Lugar: Boulder Corp Cancún.

Este tipo de escalada es ideal para aquellos que se inician en el deporte. Al  requerir poco material y ser de poca altura, cuenta con una mayor facilidad de práctica. De todos los tipos de escalada, esta sería la que tiene menor riesgo de accidentes, sin embargo, implica movimientos más intensos y, en algunos casos, de mayor destreza. 

Como en cualquier otro deporte, el boulder tiene algunas lesiones características de su práctica. Debido a que las lesiones del miembro superior tienen una mayor incidencia, el presente artículo se enfocará únicamente en ellas. Dentro de las lesiones en escalada boulder más comunes encontramos las tendinopatías y los desgarros. A continuación se hablará más a profundidad sobre ellas y se compartirán consejos sobre su prevención y tratamiento.

Lesiones de poleas

¿Qué son las poleas?  

Son tejidos blandos que se encuentran en las falanges de los dedos. Ayudan a unir los tendones flexores de la mano al hueso y al deslizamiento de los tendones. Existen cinco poleas anulares y tres cruciformes (algunas bibliografías refieren cuatro). 

Lesiones en escalada boulder: poleas de la mano.
Imagen tomada de: Cevafin.

La principales funciones de las poleas anulares son facilitar el deslizamiento, nutrir al tendón y resistir la carga. En cambio, la principal función de las poleas cruciformes, es facilitar la flexión de los dedos pues son más flexibles.

Biomecánicamente hablando, las poleas más importantes para cumplir con la función flexora de los dedos son la A2 y la A4. Debido a su posición anatómica, ayudan a soportar la carga flexora que se le ejerce a los dedos y, por lo mismo, suelen ser las más afectadas durante la vida de los escaladores. La A2 tiende a recibir mayor desgaste que la A4.

Lesiones más comunes de poleas

Poleas de la mano, desgarro y rotura.
Imagen tomada de: Solomochila.

🔸 Desgarro parcial: es la pérdida de continuidad de algunas fibras de la polea A2 sin llegar a romperse por completo. 

🔸 Desgarro total: también conocido como“cuerda en arco”, es una pérdida total de la continuidad del tejido de la polea A2 que ocasiona la separación del tendón del hueso. 

Desgarro total polea mano.
Imagen tomada de: Paso Clave.

Te puede interesar:

Desgarro muscular: síntomas, primeros auxilios y tratamiento.


¿Cómo se generan?

La aparición de alguna afección en la polea A2 dependerá de la frecuencia, intensidad y del tipo de entrenamiento que realice el escalador. Este desgarro ocurre principalmente cuando el escalador forza el “arqueo” o “close crimp” ya que, al ejercer demasiada presión, se genera una inflamación que, en consecuencia, provoca un desgarro de la polea. 

Otras razones podrían ser: el realizar trabajos repetitivos con cargas pesadas, someter los dedos a agarres para los que aún no están preparados o mala técnica en el entrenamiento con el hangboard. 

Lesiones en escalada boulder.
Foto: Diario de Yucatán / Escalador: José Luis Castilla  /
Lugar: M20 Centro de Escalada Mérida.

Signos y síntomas

  • Dolor en reposo y aumento del mismo cuando se escala.
  • Inflamación en la articulación del dedo. 
  • Incapacidad o dificultad para flexionar el dedo. 

*En algunos casos el dolor no es tan evidente hasta que el escalador somete al dedo a un “arqueo” forzado. 

Ojo: 

Es importante entender que la carga y agarres que podrás incluir en tu entrenamiento o práctica, dependerá del tiempo que lleves escalando. El proceso de adaptación fisiológica de los tendones flexores de la mano y sus estructuras lleva tiempo y requiere paciencia. 

Durante la adaptación no solo se genera fuerza a nivel de la musculatura flexora. También los tejidos blandos como tendones, cápsulas y ligamentos van sufriendo adaptaciones que permiten al escalador mejorar su desempeño. 

¿Cómo prevenirlas?

  • – Manejar una buena técnica durante la práctica y entrenamiento de los dedos. 
  • – Si se desea entrenar suspensiones y evitar sobrecarga, contar con mínimo dos años de escalada constante (tres o cuatro veces por semana).
  • – No forzar los dedos en arqueos o agarres pequeños (crimps), si no se lleva un entrenamiento previo. 
  • – Realizar calentamiento previo y estiramiento post entrenamiento. 

¿Podré seguir escalando tras una lesión de polea?

Sí, siempre y cuando se encuentre en rehabilitación y se sigan las instrucciones del profesional de la salud. En caso de que se permita continuar con la actividad, se deberá realizar un vendaje para proteger el dedo. Una vez que el profesional indique que se puede comenzar a escalar sin el vendaje, el entrenamiento deberá de ser progresivo para permitir a la polea volver a soportar la carga.

Manera correcta de realizar un vendaje.

¿Qué hacer en caso de sufrir esta lesión?

En caso de presentar alguno de los síntomas, acudir con personal de las áreas médico deportivas u ortopédicas. El profesional de la salud realizará una evaluación y podrá ofrecer un diagnóstico certero.

En caso de sufrir un desgarre parcial, el tratamiento suele ser conservador a partir de medicamentos antiinflamatorios, fisioterapia, reposo y vendaje funcional (apoyo articular). En caso de sufrir una ruptura completa, el tratamiento suele ser quirúrgico y, posteriormente, fisioterapia para evitar adherencias. 

Lesiones en codo y hombro

Otras de las lesiones en escalada boulder más comunes. Se caracterizan por ser lesiones crónicas, es decir, de larga duración. Se generan cuando ocurre una inflamación en la inserción del o de los músculos. A este grupo de patologías se le conocen como tendinopatías que, a su vez, se dividen en: 

🔸 Tendinitis: Cuando se realiza un movimiento brusco o algún golpe sobre la inserción que ocasiona una inflamación aguda.

🔸 Tendinosis: Cuando el músculo sufre una “sobrecarga” y esta genera que el tendón cambie su estructura. Como consecuencia, el tendón se vuelve más susceptible a sufrir un proceso degenerativo, micro rupturas o una ruptura total. 

Lesiones en escalada boulder: tendinitis y tendinosis.
Imagen: Valeria Espinosa Danel.

Codo

  • 🔸 Epicondilitis lateral o “codo de tenista”: Inflamación en la inserción de los músculos extensores de muñeca y dedos. Se sitúa en la cara externa del codo. 
  • 🔸 Epicondilitis medial, epitrocleitis o “codo de golfista”: Inflamación en la inserción de los músculos flexores de la muñeca y dedos. Se sitúa en la cara interna del codo. 
Lesiones en escalada boulder: codo de golfista y codo de tenista.
Imagen tomada de: MSD Manuals.

Hombro

Anatomía de los manguito rotadores, hombros.
Imagen tomada de: Medicina Deportiva Madrid.

Las lesiones tendinosas más comunes ocurren en el famoso “manguito rotador”.  Dicha estructura está conformada por cuatro músculos encargados de brindar estabilidad a la articulación glenohumeral. Los nombres de estos cuatro músculos son: supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular.

Manguito rotador, hombro.
Imagen tomada de: Kynet.

De los cuatro, el más común en lesionarse por su posición anatómica es el supraespinoso. Debido a que su tendón pasa por debajo del acromion para poder articularse con el húmero, tiende a inflamarse y generar una disminución del espacio articular. Dicha afectación ocasiona la imposibilidad de subir el brazo. 

Lesiones en escalada boulder: manguito rotador con problemas.
Imagen tomada de: Jim Fisioterapia.

¿Cómo se generan?

La aparición de tendinopatías en estas zonas se genera por diversas  razones como: sobrecarga muscular, mal entrenamiento, movimientos bruscos, falta de estiramiento y como consecuencia de lesiones previas no tratadas. En algunos casos, el dolor o molestia puede originarse por compresiones al nervio localizadas, o en su defecto, desde de la zona cervical. Si no son tratadas a tiempo, pueden ocasionar una serie de afecciones en los músculos antagonistas y sinergistas, lo que vuelve la lesión aún más compleja.

Signos y síntomas

  • – Dolor crónico en la inserción del músculo afectado. 
  • – Inflamación de una o más zonas adyacentes. 
  • – Sensación de fatiga en la musculatura afectada. 

En casos más graves:

  • – Adormecimiento de la zona y en el trayecto nervioso. 
  • – Imposibilidad de realizar movimientos que involucren a la musculatura afectada. 
  • – Pérdida de fuerza.

¿Cómo prevenirlas?

  • – No someter al cuerpo a sobrecargas musculares.  
  • – Evitar mantener periodos de entrenamiento semanal sin descanso. Es recomendable descansar aunque sea una vez por semana.  
  • – No realizar la misma intensidad de entrenamiento todos los días. 
  • – Realizar estiramientos post entrenamiento. 

¿Podré seguir escalando tras una lesión de hombro o codo?

Lesiones en escalada boulder: hombre escalando en roca.
Foto: Tochtli Olivos / Escalador: Marco Mejía. 

Sí, siempre y cuando el profesional de la salud lo indique. La decisión dependerá del grado de lesión y de cómo el profesional desee abordarla. En caso de mandar reposo absoluto, será importante seguir las indicaciones para evitar complicaciones en el futuro. 

Ojo

Mantener reposo no significa dejar de realizar tu actividad física, únicamente se refiere a descansar la musculatura afectada de la sobrecarga. Es importante buscar enfoques alternativos a las lesiones como son: nuevas o diferentes maneras de fortalecer, mejora de la técnica u otras actividades que optimicen al cuerpo. 

¿Qué hacer en caso de sufrir esta lesión?

En caso de presentar alguno de los síntomas, acudir con personal de las áreas médico deportivas u ortopédicas. El profesional de la salud realizará una evaluación y podrá ofrecer un diagnóstico certero.

Si se presenta una tendinitis, se recomienda mantener reposo del ejercicio físico intenso y —en caso de que el profesional lo indique— medicación con antiinflamatorios. En cambio, para la tendinosis se recomienda acudir a fisioterapia y recibir un tratamiento para sanar la lesión.


Te puede interesar:

Escalada en Quintana Roo: 6 cenotes sorprendentes.


Calentamiento y prevención

Aquí te dejamos algunos enlaces donde podrás ver ejercicios de calentamiento y de prevención para evitar lesiones en escalada boulder.

Hombro:

Codo:

Manos y dedos: 

Estiramientos:


Referencias:

Hernández Pérez Luken. (2017). “LA ESCALADA Y LESIONES: REVISIÓN”. 2020, de Universidad del Pais Vasco.

Xavier Aguado Jodar. (2017). Trabajo bibliográfico de biomecánica de las Lesiones en Escalada (Revisión).2020, de UNIVERSIDAD DE CASTILLA LA MANCHA.

R. Cantero Télleza. (2008). El fisioterapeuta y la mano del escalador. 2020, de ELSEVIER.

Fisiocampus. (2019). EL APARATO FLEXOR DE LA MANO: REVISIÓN DE SU ANATOMÍA Y BIOMECÁNICA. 2020, de Fisiocampus.

NATHALIA SUÁREZ-SANABRIA , ANA MILENA OSORIO-PATIÑO. (2013). Biomecánica del hombro y bases fisiológicas de los ejercicios de Codman. 2020, de Scielo.

(3769)

Valeria Espinosa Danel Licenciada en Fisioterapia por la Universidad del Valle de México campus Mérida. En la misma ciudad, fundó Rehab & Motion, clínica de rehabilitación especializada en fisioterapia deportiva, ortopédica y geriátrica. Cuenta con una certificación de Concepto DN&PG de Punción Seca nivel 1 y 2. En 2019, ganó primer lugar en la Primer Competencia de Danza Aérea del Sureste, así como primer lugar en Quintanarocks Boulder Fest. Actualmente se dedica a dar consulta privada y entrena escalada boulder y danza aérea. Cédula profesional: 11896129.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.